Atrás

¿Qué es la diabetes?

Enero de 2020

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre son demasiado altos. Hay dos tipos.

La diabetes tipo 1 se produce cuando el sistema inmune ataca y destruye insulina, la hormona que controla el nivel de glucosa y que ayuda a que esta entre en las células del cuerpo, donde será utilizada como energía. Las personas con este tipo de diabetes requieren inyecciones diarias de insulina.

En la diabetes tipo 2, el cuerpo o no produce suficiente insulina o las células no reaccionan a la misma. Esto se conoce como resistencia a la insulina. La diabetes tipo 2 es mucho más común: el 90 % de las personas con diabetes entran en esta categoría.

En la prediabetes, el nivel de azúcar es más elevado de lo normal, aunque no tan alto como para considerarse diabetes. Esto indica que puede padecer diabetes tipo 2 a menos que cambie su estilo de vida.

Síntomas de la diabetes

Dado que la diabetes se desarrolla muy gradualmente, es posible que al principio no presente ningún síntoma. Sin embargo, podría comenzar a notar los siguientes indicios:

  • Está más hambriento de lo normal
  • Está más sediento de lo normal
  • Está más cansado de lo normal
  • Pierde peso sin motivo aparente
  • Necesita orinar con mayor frecuencia

Causas de la diabetes

La comunidad médica todavía no está segura de cuál es el causante de la diabetes, aunque existen varios factores de riesgo. Los factores de riesgo son los siguientes:

  • Tener sobrepeso. Si tiene un índice de masa corporal superior a 25, es más probable que desarrolle prediabetes, sobre todo si el peso adicional se concentra en la mitad de su cuerpo.
  • No hacer suficiente ejercicio. La actividad le ayuda a mantener un peso saludable, a gastar más glucosa, y a realizar un mejor uso de la insulina.
  • Antecedentes familiares. La diabetes tiene un componente hereditario.
  • Origen étnico. La diabetes tipo 2 es seis veces más común en las personas procedentes del sur de Asia, y tres veces más prevalente en las personas de origen afrocaribeño.
  • Edad. La probabilidad de convertirse en prediabético se incrementa al llegar a los 45, y aumenta rápidamente después de los 65 años.
  • Otras afecciones médicas. La presión arterial alta y el colesterol alto incrementan las probabilidades de padecer diabetes de tipo 2.
  • Embarazo. La diabetes gestacional se puede producir si su cuerpo es incapaz de afrontar las necesidades adicionales de estar embarazada. Esto aumenta la probabilidad de contraer diabetes tipo 2 en el futuro. Alternativamente, la enfermedad puede haber estado presente antes del embarazo.

La diabetes es cada vez más común en los niños

Hay más de 22.000 niños menores de 17 años con diabetes en Inglaterra. La gran mayoría, el 97 %, tiene diabetes tipo 1, pero en los últimos años han surgido los primeros casos de diabetes tipo 2 en este grupo de edad.

Complicaciones a consecuencia de la diabetes

Si no se identifica a tiempo y se controla correctamente, la diabetes aumenta la probabilidad de que se produzcan varias afecciones.

  • Enfermedades cardiovasculares. La diabetes le hace más propenso a tener enfermedades cardiovasculares, ACV y otras enfermedades del sistema circulatorio. Si tiene diabetes, es importante que controle la presión arterial de forma habitual. OMRON ofrece tensiómetros clínicamente validados para su uso en personas con diabetes.
  • Enfermedades renales. Son mucho más comunes en personas con diabetes y con presión arterial alta.
  • Enfermedades oculares. Es más probable que las personas con diabetes padezcan retinopatía, afección que daña los vasos sanguíneos de la retina.
  • Amputación. La diabetes puede afectar los nervios, los músculos y la circulación en piernas y pies.

¿Cómo se controla la diabetes?

Nutrición. Una dieta saludable, equilibrada, con alto contenido diario en fruta, verdura, carbohidratos saludables, proteína, y productos lácteos bajos en grasas, le puede ayudar a mantener controlado su azúcar en sangre.

El ejercicio habitual puede reducir en un 40 % las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2. Le ayuda a mantener un peso saludable, aumenta la cantidad de glucosa utilizada por el cuerpo para producir energía, y le ayuda a usar la insulina de manera eficaz.

Insulina. Cualquier persona con diabetes tipo 1, y algunas personas con diabetes tipo 2, serán tratadas con insulina para controlar sus niveles de azúcar en sangre. Esta puede ser administrada por inyección o usando una bomba de insulina.

Otras medicinas. Las personas con ambos tipos de diabetes pueden necesitar medicamentos para controlar la propia enfermedad, así como sus niveles de presión arterial y de grasa en sangre. Los fármacos pueden ayudar al cuerpo a producir más insulina y a metabolizar la glucosa de forma más eficaz.


Referencias:

Diabetes Digital Media (2018). Diabetes and obesity. Retrieved from www.diabetes.co.uk/diabetes-and-obesity.html

British Diabetic Association. Diabetes: The basic. Retrieved from www.diabetes.org.uk/diabetes-the-basics

British Diabetic Association. Diabetes and blood pressure. Retrieved from www.diabetes.org.uk/guide-to-diabetes/managing-your-diabetes/blood-pressure

Foundation of European Nurses in Diabetes (2014). Diabetes in Europe. Retrieved from www.fend.org/sites/fend.org/files/ECD-PP4finalweb.pdf