Atrás

Dolor en el hombro: causas, síntomas y tratamiento

Enero de 2020

El dolor en el hombro es una razón muy común para consultar a un médico. El hombro es la más móvil de todas nuestras articulaciones, y también la más utilizada, ya que forma la conexión entre tres huesos diferentes: el omóplato, el húmero y la clavícula. Se utiliza en una serie de movimientos ordinarios y cotidianos, como peinarse el cabello, tomar un café y conducir un automóvil, y estos movimientos repetitivos pueden debilitar el hombro. El hombro es también una articulación muy compleja, ya que está formado por varias articulaciones, músculos y tendones. Por lo tanto, el dolor en el hombro puede tener varias causas, que determinarán cómo se debe tratar el dolor. Por este motivo, es importante consultar a un médico si tiene dolor persistente en el hombro.

Causas del dolor en el hombro

Debido a la complejidad de la estructura anatómica del hombro, el dolor en el hombro puede tener varias fuentes, como las articulaciones, tendones, músculos, nervios o huesos. En la gran mayoría de los casos, está causado por la tendinitis del hombro, una inflamación en los tendones musculares que permite que el hombro se mueva (llamados “manguitos rotadores"), y que puede deberse al desgaste natural que se produce con el envejecimiento, a una lesión aguda causada por un tirón o esfuerzo, o a un esfuerzo repetitivo (por ejemplo, a causa de una actividad relacionada con el trabajo o con ejercicio que implique movimientos repetitivos).

Un hombro dolorido también puede estar relacionado con afecciones como bursitis o calcificación ósea, una lesión (por ejemplo, desgarros musculares y tendinosos, torceduras o dislocaciones, o fracturas de húmero, omóplato o clavícula) o trastornos inflamatorios como la artritis.

Sin embargo, el dolor a veces puede deberse a una causa no musculoesquelética que no está relacionada con el hombro, como una afección infecciosa o neurológica, o un problema cardíaco o pulmonar, todos los cuales pueden manifestarse como dolor en el hombro. Por eso, es importante que hable con un médico lo antes posible si tiene dolor persistente en el hombro - él o ella será capaz de

Síntomas de dolor de hombro

El dolor en el hombro se puede manifestar de varias maneras:

  • Un dolor en el hombro que varía en intensidad, que puede o no aparecer cuando está descansando, y que empeora durante una actividad extenuante.
  • Un dolor que se extiende hacia abajo por el brazo, algunas veces hasta la mano
  • Rigidez del hombro
  • Hinchazón o edema (acumulación de líquido)
  • Reducción o pérdida de la movilidad del hombro
  • Disminución de la función en el hombro, el brazo y/o la mano
  • Sensación de chasquido o crujido en el hombro

Teniendo en cuenta su implicación en los movimientos del día a día, el dolor en el hombro puede convertirse rápidamente en incapacitante, por lo que es importante que se revise con rapidez.

Diagnóstico del dolor en el hombro

Un hombro dolorido debe ser tratado según su causa. Sin embargo, debido a que hay tantas causas posibles de dolor en el hombro, puede ser difícil de diagnosticar. Su médico primero tendrá que determinar si el dolor está relacionado con el hombro en sí, o si es un síntoma de otro problema en otra parte de su cuerpo que se ha diseminado a su hombro.

La mayoría de las veces, las pruebas musculares pueden identificar el músculo o tendón que está causando el dolor, aunque otra información sobre usted, como su trabajo, actividades y lesiones previas, además de la ubicación del dolor y los síntomas asociados con él, puede ayudar al médico a hacer un diagnóstico. Si el dolor no parece ser de origen musculoesquelético, será necesario realizar algunas pruebas más avanzadas. Las ecografías a menudo pueden diagnosticar si los síntomas están relacionados con un problema cardiovascular, pulmonar, gastrointestinal o neurológico, por ejemplo.

Tratamiento del dolor en el hombro

Una vez que el médico ha realizado un diagnóstico, puede comenzar con el tratamiento de su dolor en el hombro. La mayoría de las veces, si el problema está motivado por el propio hombro, se pueden recetar analgésicos (como paracetamol) y/o medicamentos antiinflamatorios para tratar el dolor, junto con un tratamiento de fisioterapia. Si el dolor es intenso, también se pueden recetar inyecciones de cortisona. En casos poco comunes, se puede recomendar la cirugía, principalmente para los desgarros agudos del manguito rotador como resultado de un accidente o lesión.

Existen también otras soluciones que ayudan a reducir el dolor en el hombro, sin medicación. Aquí es donde entra en juego la gama de electroestimuladores OMRON, que utilizan la neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS) para ayudar a aliviar el dolor muscular y articular.

Finalmente, también puede tomar algunas precauciones para limitar el dolor en su vida diaria. Por supuesto, debe evitar cualquier actividad que provoque dolor, nunca forzar un movimiento que lo lastime, mantener los codos cerca de su cuerpo si debe realizar esfuerzos desde los hombros y, si trabaja en un escritorio, asegurarse de mantener los codos en un ángulo de 45 grados con respecto a su cuerpo.


Referencias:

PassportSanté (2015). Shoulder pain. Retrieved from www.passeportsante.net/fr/Maux/Symptomes/Fiche.aspx?doc=douleurs-epaule-symptome

Wisard, S. (2014). Healing a painful shoulder requires patience. Retrieved from www.planetesante.ch/Magazine/Medicaments-examens-et-traitements/Anti-inflammatoires/Guerir-d-une-epaule-douloureuse-demande-de-la-patience