Atrás

Tratamiento del asma: medicamentos, ejercicios y terapia de nebulización

Enero de 2020

¿Qué es el asma?

Si el asma es curable o no es un tema de debate en la actualidad. Sin embargo, es posible seguir siendo productivo cuando usted tiene asma. Un tratamiento médico bien administrado y un estilo de vida apropiado ayudan a mantener los síntomas bajo control.

El asma bronquial es el término genérico para varias enfermedades inflamatorias crónicas de las vías respiratorias. Las personas con asma responden a ciertos estímulos externos con un estrechamiento de los bronquios. Esto conduce a sonidos silbantes al respirar, una tos seca y casos de dificultad para respirar. Los síntomas del asma varían en términos de gravedad y frecuencia de aparición.

El asma bronquial se divide en asma alérgica y no alérgica (intrínseca) de acuerdo con sus respectivos desencadenantes.

¿Qué sucede durante un ataque de asma?

Durante un ataque de asma agudo, experimentará una falta de aliento repentina, contracción de la garganta y apenas podrá respirar. Las personas asmáticas conocen esta sensación, pero aun así pueden tener miedo a asfixiarse. Es importante mantener la calma.

La persona debe inhalar su medicamento para alivio de emergencia inmediatamente. Lo mejor es ayudar a la respiración practicando las posturas corporales y los ejercicios de respiración que haya aprendido.

Si no hay mejoría después de usar estas medidas, se debe llamar a un médico de urgencias.

Medicamentos

Los medicamentos utilizados para tratar el asma se pueden dividir en dos grupos.

Los medicamentos de efecto preventivo a largo plazo, que a menudo se denominan “controladores". Los glucocorticoides, que son un método efectivo de tratamiento de larga duración. Estos inhiben la disposición inflamatoria de los bronquios y se administran preferentemente en forma inhalada para que la dosis llegue a las vías respiratorias inmediatamente.

En caso de un ataque de asma agudo, existen medicamentos calmantes. Estos también se conocen como “aliviadores". Su objetivo es dilatar los bronquios lo más rápido posible, permitiendo que el aire vuelva a fluir.

Existen varios tipos de medicamentos para el asma. Los ingredientes activos se dividen en diferentes grupos.

Corticosteroides, que se inhalan para inhibir la inflamación en los bronquios. Son el remedio más importante en el tratamiento del asma. Su ingrediente activo es similar al de la cortisona producida por el organismo. A largo plazo, reducen la inflamación de la mucosa bronquial, lo que contribuye a disminuir la producción de mucosidad e inhibe la reacción alérgica.

Betamiméticos de acción inmediata (“aliviadores de emergencia"), que expanden las vías respiratorias rápidamente al inhalarse. Se usan según sea necesario, por ejemplo en caso de dificultad para respirar o un ataque de tos. Siempre deben tenerse a mano.

Betamiméticos de acción prolongada, que también ayudan a expandir los bronquios. Funcionan más lentamente que un aerosol para alivio de emergencia, pero su efecto dura más tiempo. Pueden inhalarse durante todo el día, pero solo se prescriben en combinación con los corticosteroides inhalados.

Otro tipo de medicamento son los antagonistas de los receptores de leucotrienos, que evitan que se activen los neurotransmisores que participan en el desarrollo de una reacción inflamatoria. Los antagonistas de los receptores de leucotrienos no son efectivos en todos los pacientes.

Metilxantinas, que dilatan los bronquios, aunque sus efectos son más débiles que los de los betamiméticos. Además, estimulan el centro respiratorio del cerebro y los músculos respiratorios. También tienen un efecto antiinflamatorio.

Anticolinérgicos, que también expanden los bronquios. En el asma no controlada, se pueden prescribir junto con los corticosteroides inhalados y los betamiméticos de acción prolongada.

Ejercicios para controlar el asma

Los síntomas del asma se alivian mediante ejercicios específicos y ciertas posturas corporales que ayudan a mejorar la respiración y ensanchar los pulmones. (Fuente: Asociación Alemana de Alergia y Asma)

Sesión de práctica 1: El labio fruncido

Este ejercicio es especialmente importante en caso de dificultad respiratoria aguda o riesgo significativo, y constituye la base de todos los ejercicios de respiración. Inhale aire por la nariz y luego exhale de nuevo de manera lenta y controlada con la boca ligeramente abierta (con los labios fruncidos). Como se describió anteriormente, se deberá emitir un sonido 'sss' o 'pff' al exhalar el aire. Con este método se consigue que las vías respiratorias permanezcan completamente abiertas y que los pulmones se vacíen y posteriormente puedan volver a llenarse con nuevo aire rico en oxígeno.

Sesión de práctica 2: La posición del carretero

Para este ejercicio, tome una silla y siéntese erguido sobre la parte delantera del asiento. Luego, lentamente, deje que su cuerpo se hunda. Descanse los antebrazos sobre los muslos y deje que las manos cuelguen libremente a los lados. La espalda debe arquearse como el lomo de un gato, es decir, adoptar una forma ligeramente redondeada y no rígida. El peso de los hombros se retira de la caja torácica. Además, los músculos que normalmente llevan los brazos hacia el cuerpo ayudan a expandir la caja torácica en esta posición. Esto le permitirá respirar más fácilmente.

Sesión de práctica 3: Variaciones de la posición del carretero

Como alternativa, puede utilizar una mesa para apoyar la cabeza. Para este ejercicio, las manos no están sobre los muslos, sino sobre la mesa en la que descansa su cabeza. Inspire y espire a través de los labios fruncidos.

Sesión de práctica 4: La posición del portero

Este ejercicio se realiza de pie, con las rodillas ligeramente flexionadas. Coloque las manos sobre los muslos, aproximadamente al ancho de una mano por encima de la rodilla, y comience a inhalar y exhalar a través de los labios fruncidos.

Inhaladores y nebulizadores

En el tratamiento del asma, es preferible usar medicamentos que puedan inhalarse o nebulizarse, puesto que esta es una forma rápida y efectiva de administrar el ingrediente activo. Un porcentaje comparativamente pequeño del medicamento llega directamente al lugar donde se necesita. Existen varios tipos de nebulizadores e inhaladores. El dispositivo correcto se elige individualmente para cada paciente.

Existen varios sistemas disponibles:

Inhalador dosificador: este sistema se compone de un bote con el ingrediente activo y una boquilla. El bote está presurizado. La presión sobre la válvula libera el ingrediente activo en gotas diminutas. Este sistema requiere una buena coordinación, ya que el ingrediente activo debe ser inhalado en el momento en que se dispara el aerosol. Por eso, este sistema es menos adecuado para los niños pequeños.

Cámara de inhalación: una cámara de inhalación puede resultar de ayuda si la persona que sufre de asma tiene problemas para sincronizar la inhalación del ingrediente activo de un aerosol de dosificación. Las cámaras de inhalación son recipientes grandes y vacíos, normalmente de plástico. El inhalador se fija en un extremo de la cámara de inhalación y se usa la boquilla o máscara en el otro extremo. Cuando presiona el inhalador para liberar el medicamento, este se acumula en el compartimento de la cámara de inhalación, de manera que pueda aspirarlo sin necesidad de hacerlo en un momento o a una velocidad concretos.

Inhalador de polvo: en este sistema el medicamento se libera por inhalación. Se trata de una gran ventaja, ya que no requiere una pulverización e inhalación simultáneas. La desventaja de los inhaladores de polvo es que requieren una inhalación potente. Esto puede resultar difícil en algunas circunstancias, en particular para los niños o en el caso de un ataque de asma.

Nebulizador: los nebulizadores crean una fina niebla con la solución de ingrediente activo. El aerosol está presurizado y se activa usando un pulverizador o mediante vibraciones mecánicas. El ingrediente activo sale del nebulizador más lentamente facilitando así la inhalación, que no necesita ser muy profunda. Por ello, este tipo de dispositivo de inhalación resulta especialmente adecuado para los niños y los ancianos, además de en casos de dificultad respiratoria aguda.


Referencias:

German Allergy and Asthma Association (2018). Breathing exercises. Retrieved from www.daab.de/atemwege/atemuebungen/

Helmholtz Zentrum München (2018). How is asthma treated? Retrieved from www.lungeninformationsdienst.de/krankheiten/asthma/therapien/index.html

German Society for Pulmonology and Respiratory Medicine. What is asthma? Retrieved from www.lungenaerzte-im-netz.de/krankheiten/asthma-bronchiale/was-ist-asthma/

Kardos, P. (2015). Asthma. Retrieved from www.apotheken-umschau.de/Asthma#Was-ist-Asthma-bronchiale

Schmoller, T., Riedel, F. & Rabe, K. F. (2014). What is asthma? Retrieved from www.asthma-schule.de/index.php?id=413

Schmoller, T., Riedel, F. & Rabe, K. F. (2014). The therapy. Retrieved from www.asthma-schule.de/index.php?id=412